El amor no es cosa de un día

divagando ando

Y otro año más llega San Valentín… y con él, la hipocresía de ensalzar algo que algunas pareja, a lo largo del año, dejan que se apague sumidos en la comodidad del conformismo.

Durante un día, todo lo empalagoso esta permitido (flores, corazones y tarjetas de mensajes cursis) para decirle a tu pareja que le quieres pero, permitirme una reflexión, ¿Es realmente necesario marcar un día en el calendario para demostrarlo?

Soy del pensamiento de que el amor no es cosa de un día, el amor hay que regarlo a diario para que no se seque y se muera. Y no hablo de regalos, hablo de un “te quiero” espontaneo e inesperado, de un abrazo cuando más lo necesitas, de un “que tengas un buen día” al despedirte de tu pareja, de esas ganas de llegar a casa y estar junto a tu mitad, de aguantar y apreciar el mal humor matutino… porque, el amor, es a las buenas y a las malas y es saber adaptarte a tu pareja con sus virtudes y sus defectos. ¡Ojo! ¡No me malinterpretéis! me gusta esta fiesta y me gusta celebrarla, pero también me gusta demostrar el amor con estos detalles del día a día.

Y dicho esto, me despido y os deseo un muy feliz San Valentín.

ST-VALENTIN'S-DAY

¡¡Ser felices y vivir el amor como si estuvierais solos en el mundo!!

¡¡¡¡Hola de nuevo!!!!

divagando ando

Aquí estoy de nuevo, después de mi viaje a Paris (ya puedo tachar una cosa más de mi lista de propósitos), recuperando mis responsabilidades y con el saco repleto de novedades y nuevos proyectos que iré desvelando poco a poco.

Se que he tenido a mi pequeña criatura (mi blog XD) desatendida pero volvemos a las rutinas y con más ganas de cumplir sueños que antes.

Espero que después de la espera aún os tenga por aquí y sed bienvenidos de nuevo.

El mussol resurge como si un ave fénix fuera

Hay días que llevas el mal humor a cuestas

divagando ando

Antes de que continuéis leyendo, debo avisaros que el siguiente post contiene lenguaje inapropiado para ilustrar una situación que sin este lenguaje estoy segura que no resultaría el mismo efecto.

¡Disculpar las molestias!

el-mal-humor

Hay días que por mucho que lo intentemos llevamos el mal humor a cuestas, da igual que haga un día magnífico, que el sol brille y que los pajaritos canten porque ese día, el maldito día que te acompaña el mal humor, todo te molesta. No soportas que te hablen y mucho menos que te agobien con gilipolleces ¡sí, sí! he dicho gilipolleces porque a estas alturas de malhumor una pierde las formas.

Es una sensación de pesadez general, y es normal, llevamos esa bola de mierda a cuestas de un lado para otro lidiando con banalidades que en otro momento te pasarían desapercibidas y hasta te resultarían cómicas, pero en estos días no, en estos días son jodidamente molestas y hasta un grano de arena te parece una montaña.

Todos hemos pasado por estos días, incluso épocas porque sabéis que el mal humor es muy comodón y como le coja el gusto a tus hombros puede quedarse incluso meses. Conozco a gente que lleva años y esto me lleva a pensar que sus hombros tienen que ser muy muñiditos para que el mal humor lleve tanto tiempo afincado en ellos.

Yo lo admito, he lidiado con él en más de una ocasión y doy fe de que todo, absolutamente todo, me molestaba, cuando me decían “buenos días” yo respondía con un gruñido, y es que ¡es así! te cambia hasta el lenguaje, te comunicas mediante gruñidos, bufidos y palabras malsonantes pero ¡ojo! todo tiene solución y llega un día que te levantas con otra filosofía, y decides dar una patada en el culo al mal humor.

Así que, si has decidido alojar el mal humor sobre tus hombros, te recomiendo que reflexiones si realmente llevar ese peso encima te compensa, ya que por norma general no lo hace.

La vida vista desde otra perspectiva puede llegar a ser muy tentadora ¡Todo es cuestión de actitud!

¿¡Hotel amour!? Ikea y su especial San Valentín

divagando ando

2015-02-09-10-45-35-1Esta semana es San Valentín y con esta fecha llegan las iniciativas de publicidad y marqueting de marcas y empresas.

Entre ellas esta, desde mi punto de vista, la más original que viene de la mano de la gran marca sueca Ikea, la cual nos trae el “Hotel Amour” para que las parejas amorosas pongan a prueba sus colchones. La campaña cuenta con un disparatado anuncio lleno de situaciones con las que, quien más o quien menos, se sentira identificado, un microsite y la colaboración del Hotel Vincci que se convertirá en Hotel Amour.

Para los que os preguntais como funciona esto del Hotel Amour, teneis que saber que es un hotel expres ya que solo existirá las noches del 13 y el 14 de febrero, cuenta con habitaciones dobles sin wifi ni tv para que no os distraigais con nada, y un desayuno de campeones para que reponais fuerzas al día siguiente. Y es que como ellos dicen:

Una tarde en IKEA pone a prueba a las parejas. Aquí va una noche para que nos pongáis a prueba a nosotros.

hotel-amour

Os dejo con el anuncio para que sonriais en este frio lunes.

¡Ser felices!

Happy Blue Monday!

divagando ando

happy-blue-monday-ok

Soy muy fan de leer artículos de investigaciones y estadísticas “chorras”, y digo chorras entre comillas porque son esos estudios que te hacen preguntarte, ¿qué le lleva a un científico a hacer este tipo de estudio y/o estadística?

La respuesta aún no la he encontrado pero tengo que decir que me entretengo mucho con ellos.

Ayer leí un articulo devastador, de este tipo de estudio del que os hablaba, básicamente decía que hoy, lunes 19 de enero, sería el día más deprimente del año. ¿Pero como puede ser? ¿Se pueden hacer este tipo de afirmaciones a través de un simple estudio?

Soy bastante escéptica a creerme semejante despropósito, pero hay que decir que el señor Cliff Arnall, investigador de la universidad de Cardiff, psicólogo y Life Coach, hace diez años denomino este lunes como el “Blue Monday”, ¡ya ves tú! después de estudiar diferentes variables, este hombre, decidió que este día sería el más deprimente del año y digo yo… ¿un Life Coach no debería motivar a la gente? Porque yo, después de leer su estudio, no se que pensar.

Soy más de creer en el poder de la mente, y si por X motivos hoy te sientes deprimido, desmotivado y triste no creo que sea porque hace diez años este hombre decidió que por culpa del clima, la cuesta de enero y la decepción de haber fracasado en tu lista de propósitos de año nuevo a tan solo dos semanas y media de haber empezado el año tenga algo que ver. Más que nada porque así te puedes sentir muchos más días, no tan solo hoy ¿no crees?

La felicidad depende del punto de vista que tengas frente a la vida y las adversidades que se te presenten. No hay nada que no se pueda superar, ni problema tan grande que no te deje avanzar, todo depende de la actitud con la cual te enfrentes. Así que mi consejo para hoy es que a pesar del frio y de la lluvia, no dejes que nada ni nadie te robe la sonrisa!

monday-funday